Menu

Apoyo en la transición hacia los exámenes digitales para estudiantes de medicina franceses

Todos los años, los estudiantes de medicina en Francia deben realizar un examen crucial, el Examen Nacional de Clasificación, (NCE, por sus siglas en inglés), el cual determina su futuro a nivel profesional e incluso, a nivel personal. La calificación que obtienen en este examen determina la especialización a la que pueden dedicarse, ya sea cirugía, dermatología u oftalmología y también establece si tienen un lugar para trabajar en Francia ya que los estudiantes con mejores calificaciones pueden elegir el lugar que deseen.

Infraestructura de red segura para exámenes digitales

Ahora este examen se está modernizando y digitalizando y la Red de Investigación y Educación Francesa, RENATER, es la responsable de proveer una infraestructura de red segura.

la versión digitalizada también se ha diseñado para calificar a los estudiantes con mayor precisión y evaluar mejor su capacidad de elaborar un razonamiento médico.

Lógicamente, el NCE tiene una gran importancia, tanto para los candidatos como para el Centro de la Administración General dentro del Ministerio de Salud francés, la división responsable de administrar el examen. Por consiguiente, el NCE implica un enorme esfuerzo de logística. El año pasado rindieron el examen más de 9000 candidatos en los siete centros principales y participaron más de 400 profesionales médicos y profesores en sesiones de calificación manual que tuvieron una duración de, al menos, 3 semanas. La complejidad del proceso se acrecienta año a año, entre otras cosas debido a la necesidad de reunir físicamente a los miembros del jurado de calificaciones. El costo total se estima en 4 millones de euros al año.

La versión digitalizada del NCE se lanzará en junio del 2016 y traerá beneficios muy significativos. Todos los estudiantes realizarán el examen de manera simultánea en un lapso de tres días, en 35 centros de exámenes universitarios, en una tableta etiquetada NCE. Además de ahorrar tiempo, reducir la carga de trabajo de todas las partes involucradas, ser más económica y rápida para administrar, la versión digitalizada también se ha diseñado para calificar a los estudiantes con mayor precisión y evaluar mejor su capacidad de elaborar un razonamiento médico.

Redes privadas virtuales y de seguridad

Para la nueva versión digitalizada de este examen tan importante, la seguridad es fundamental. Una compañía especializada controla la seguridad en cada etapa del proceso, certificando que el examen cumple con el nivel de confidencialidad requerido que se especifica en la Recomendación de Seguridad Global (publicada por el Gobierno francés) y también con el requerimiento de privacidad especificado por la Comisión Nacional de Informática y Libertad. En lo referente a la matriz de tráfico, el tráfico de la aplicación del examen sigue un esquema de cliente-servidor desde los centros de exámenes hasta el sitio central donde se encuentran los servidores de la aplicación. Este tráfico considerado como estratégico deberá transmitirse a través de una red IP/MPLS VPN (red privada virtual) de capa 3 construida encima de la red de investigación y educación francesa, RENATER.

Antes de junio del 2016, fecha de inicio del examen propiamente dicho, se piensan hacer dos exámenes de prueba para validar el proceso y las soluciones de respaldo.


Published: 11/2015

For more information please contact our contributor(s):