Menu

Datos valiosos en un volumen masivo de información

Investigadores japoneses, junto a colegas de todo el mundo, están analizando datos del Joint ALMA Observatory ubicado en una zona remota de Chile, la planicie de Atacama que se encuentra a 5000 metros sobre el nivel del mar.

Gracias a redes de investigación de alta velocidad los investigadores pueden realizar sus estudios desde cualquier lugar en el que se encuentren, sin necesidad de estar en el observatorio.

ALMA, el mayor proyecto astronómico que existe, es una asociación internacional. El lugar, en la planicie de Atacama, fue descubierto por un equipo de investigación japonés que estaba explorando distintas partes del mundo para encontrar la ubicación perfecta. Las buenas condiciones climáticas a lo largo del año permiten que la absorción de ondas radiales por el vapor de agua no afecten demasiado al observatorio.

Mal de altura

Sin embargo, para realizar un viaje de ida desde Japón al observatorio se demora 35 horas y se deben tomar tres vuelos. En el sitio también se corre el riesgo de contraer el mal de altura.

Las redes de investigación de alta velocidad permiten a los investigadores realizar sus estudios desde cualquier lugar en el que se encuentren.

Para resolver este problema, no solo para los japoneses, sino también para investigadores de otras partes del mundo, se establecieron Centros Regionales ALMA en Japón, Estados Unidos y Europa permitiendo a los investigadores acceder a los datos de observaciones de ALMA y realizar sus estudios desde cualquier lugar en el que se encuentren.

Redes poderosas

Para este proyecto, es fundamental contar con redes de alta velocidad. Estas redes deben ser extremadamente poderosas para transmitir todos los datos sin necesidad de comprimirlos ni tener que sacrificar partes valiosas de los mismos. Cada año se archivan más de 200 terabytes de datos de ALMA.

La última mejora que se realizó en infraestructura de la transmisión fue en el mes de enero de 2015 con la instalación de un cable de fibra óptica desde el observatorio hasta la ciudad de Calama en el norte de Chile. Desde allí este cable viaja a través de una línea de comunicación de alta velocidad existente hasta las oficinas de ALMA en Santiago, donde se procesan los datos con astrónomos de todas partes del mundo que trabajan en los tres temas principales de investigación de ALMA: los orígenes de la galaxia, el nacimiento del sistema planetario y las moléculas que podrían conducir a la vida en el universo.

El Centro Regional ALMA de Asia del Este se encuentra ubicado en el Observatorio Astronómico Nacional de Japón. El centro trabaja en servicios tales como apoyo a la preparación de propuestas de investigación y guiones de observación y también reducción de datos de ALMA, provenientes de investigadores de toda la región de Asia del Este. Los investigadores a quienes se les acepten las propuestas tienen la posibilidad de utilizar ALMA durante un año de manera exclusiva. Después de ese período, los datos de ALMA quedan a disposición de otros investigadores.


Published: 11/2015

For more information please contact our contributor(s):